viernes, 14 de enero de 2011

historias de lobos (Il)

durante un tiempo, no sé cuanto, estaré alejado de blogger pero antes de irme
Les dejo la otra parte de historias de lobos, realmente es un orgullo que algún escrito de guillermo haya participado aquí

para todos
mis más sinceros afectos
y bue
"las despedidas son tristes, y mi sombra se fué bailando", entonces
basta de preámbulos


Historias de lobos -dos-

“El perro mueve la cola y los chicos piden pochoclo...” Algo de tumba en el recuerdo liviano sintió, era viento en la frente y distancia en el alma; su herida no sana con el tiempo y se jacta de esto desde la primera infancia.
Algo amarillo en sus ojos de lobo intentó esconder.

Como usted se habrá dado cuenta no será más que un animal propio el núcleo de estos contares, donde cada uno se disimula en cueva oscura -sin tiempo para moralejas- y se hace en eco de murmullos de antaño que nunca importan demasiado. Sin templo y despojado de casi todo vive el germen de celo enfermo en estas historias de lobos. Mientras el hambre siempre joda, la sed del deshidrate hasta las tetas goza y es poco menos que una nana grave, un placer de vida en tragedia.
Entonces sed, en estas historias de lobos.

Anda encorvado -como se suponía- huérfano de aquellos relatos que lo hicieron temerario. Ahora es un natural que sufre las más extrañas geografías que no son complejas ni poseen intrincadas características, justamente su extrañeza es proporcionada por “una sencillez escalofriante”. Minerales, decadencia, una carga tremenda en su espalda, un peso que no es de roca ni de metáfora, sino huesos en franca flojera. Anda solo a fuerza de lomo gastao, esperando en mansedumbre un final de epopeya. Así, puede pasar una vida, aguardando aventuras de amor que lo dignifiquen, pero no.

Sabe y silencia ese pasado para temer, siempre cuentan. Él mismo fue quien acertó una a una las más decorosas historias de lobos. Así aprendió muecas de redención y sueños brillantes. Pero en perinola le tocó soledad y paranoia, como era de esperar, y yace sólo y triste hasta en las más fogosas orgías.

Por eso anda retardado en sus memorias: parco en el habla, casi mudo y sediento -se ha dicho- siempre sediento. Si fuera otro gozaría algún tipo de plenitud, de licencia por sabiduría, mientras él supo sabe, seguirá silenciando, cienes de líneas lava-bocho acontecen a las bodas del cordero… “Es interesante mencionar que en lugar del hombre sacrificar animales a Dios, es Dios quien sacrifica hombres a los animales”

"Pero eso es de otro tipo de historias" sonrió.

texto: gullermo pastorino

10 comentarios:

Sympathy for The Devil dijo...

i feel like this.

ADELFA MARTIN dijo...

¿Que te vas?, cambian los acontecimientos personales, nos alejamos o dejamos de lado algo... momentáneamente, pero quedan estas amistades que se suceden de esta forma tan rara, tanto, que hace apenas 7 años no lo hubiera siquiera concebido...
soy tu amiga...mis abrazos

p.d.
explèndido realmente el relato de Guillermo.

Esmeralda y Aillen Torres dijo...

Un dibujo muy nostálgico igual que el relato,igual que tu despedida, vamos a extrañarte mucho, pero aquí estaremos esperando tu regreso.
Mucha suerte y un abrazo doble!!!
No olvides llevar lápiz y papel!

pastor4 dijo...

Sono Sono!
toda despedida es precipitada /
por suerte esta no tiene carácter definitivo
Como dicen Esme y Aille...
estaremos a tu espera ! ! !

Hay un rastro
de lobo
que
aún no hemos visto...
aún no hemos sido.

Auuuuuuuuuuuuú ! ! !

Alúes !

g.

Caro Pé dijo...

"las despedidas son tristes" ;(

Buen post

virginiaherrera dijo...

que lindo estilo tienes... :)

Lucas L. Aime dijo...

de las que a mi me gustan! :)

FacuZ dijo...

Me gustan tanto las ilustraciones de tu blog...


te dejo un abrazo.
Facu.

dont judge people by their avatar dijo...

but where is he going?

Migue dijo...

Hola Ariel que tal tanto tiempo, te paso mi nueva dire de blog:

www.elanfibiofluo.blogspot.com

Un placer como siempre ver tus trabajos!
Un abrazo
Migue